El medio ambiente y el consumo de frutas y verduras

medio ambiente y consumo de frutas y verduras

El medio ambiente y el consumo de frutas y verduras

Un estudio afirma que el factor que más se reduce al tener una dieta de frutas y verduras, es la producción de gases de efecto invernadero. Muchas organizaciones, incluida la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, defienden que se adopte una dieta más sostenible a nivel mundial. Estas dietas, incluyen un consumo más reducido de productos de origen animal, pues tienen un mayor impacto ambiental que los productos de origen vegetal. Así, en el artículo de hoy os contamos uno de los principales beneficios de adoptar una dieta a base de frutas y verduras: el medio ambiente.

El estudio que lo confirma

El estudio liderado por Louise Seconda, confirma que una dieta alta en frutas y verduras es mejor para el planeta que una alta en productos de origen animal. Además, se concluye que los alimentos orgánicos atribuyen significativos beneficios climáticos adicionales si están vinculados a dietas con un consumo primordial de vegetales, algo que no ocurre si el consumo es solo moderado.

Estamos ante el primer estudio que investiga los impactos ambientales de los patrones dietéticos y los sistemas de producción agrícola. También es el primero en investigar el impacto ambiental del consumo de alimentos orgánicos utilizando dietas observadas en lugar de modelos de consumo.

Los investigadores obtuvieron la información necesaria sobre la ingesta de alimentos y el consumo de alimentos orgánicos de más de 34.000 adultos. Igualmente, realizaron evaluaciones de impacto ambiental del ciclo de vida de producción a nivel de granja contra tres indicadores ambientales: emisiones de gases de efecto invernadero, demanda acumulada de energía y ocupación de la tierra.

Las recomendaciones del estudio

Entre las recomendaciones para adoptar una dieta de frutas y verduras, está reducir el consumo de alimentos con base animal, ya que la ganadería suele requerir mayor demanda energética, así como una alta emisión de gases de efecto invernadero, sin contar con que en muchos países es la principal causa de deforestación.

Lo que los investigadores han descubierto es que, combinando el consumo y los datos de producción agrícola, los impactos ambientales relacionados con la dieta se reducen si se trata de una dieta basada en vegetales. El consumo de alimentos orgánicos sumó aún más beneficios significativos a las dietas con una gran contribución de los productos animales.

Igualmente, los autores también han contemplado que será importante llevar a cabo más estudios para confirmar estos resultados y ampliar así nuestra comprensión de cómo es todo el ciclo de vida de la producción de alimentos afecta a la sostenibilidad. Por último, estos investigadores terminan haciendo un llamado para que el tema se siga explorando más juiciosamente y se incluyan más factores.

Dieta de frutas y verduras: la “dieta de salud planetaria”

Para permitir una población global saludable, el equipo de científicos creó una dieta de referencia global, que han llamado la “dieta de salud planetaria”. Un plan de alimentación diario ideal para personas mayores de dos años, que creen que ayudará a reducir las enfermedades crónicas, como enfermedades coronarios, ictus y la diabetes, así como la degradación ambiental.

La dieta desglosa la ingesta diaria óptima de granos enteros, vegetales con almidón, frutas, lácteos, proteínas, grasas y azúcares, lo que representa una ingesta diaria total de 2.500 calorías.

Reconocen la dificultad de la tarea, que requerirá importantes cambios en la dieta a nivel global. Uno de ellos, reducir el consumo de alimentos como la carne roja y el azúcar en más del 50%. A su vez, otra tarea sería aumentar el consumo de frutas y verduras en más del doble, de ahí que se trate de una dieta muy basada en vegetales.

Recetas para llevar una dieta de frutas y verduras

Desde Frutas Olivar, también queremos facilitarte algunas ideas para poder llevar a cabo esta “dieta de salud planetaria”, donde las verduras y las frutas adquieren todo el protagonismo. De por sí, los vegetales y las frutas necesitan poca elaboración para finalmente conseguir un plato exquisito. Así, hoy te enseñamos este sabroso plato que te encantará:

Crema fría de zanahorias y mango

Esta sopa fría es muy sencilla y refrescante, y puede servir para variar y no recurrir al habitual gazpacho andaluz. Los ingredientes que necesitamos son los siguientes:

  • Media rama de apio
  • Media pieza de mango
  • 500 g de zanahoria
  • Agua
  • Sal
  • Un trocito de 2 cm de jengibre fresco
  • Opcional: nata líquida (un chorrito)

Para la elaboración, primero deberemos limpiar y pelar tanto el apio como la zanahoria. Tras esto, sacamos la carne de la mitad del mango. En un cazo, ponemos el resto del apio y las zanahorias cortadas en trozos hermosos. Cocemos con agua y un poco de sal y dejamos durante unos 20 minutos hasta que las zanahorias estén bien tiernas y fáciles de triturar.

En la batidora, ponemos las zanahoria cocidas con la carne del mango y los trocitos de apio y el jengibre, y trituramos hasta obtener la textura de puré como cuando queremos hacer un gazpacho andaluz tradicional. Podemos usar parte del agua de cocción si vemos que queda demasiado espeso. También el chorrito de nata líquida opcional. ¡Listo! Ya tenemos nuestra crema de zanahorias y mango.

Os recordamos, además, que en Frutas Olivar este mes es el último en el que traemos zanahoria de Portugal. El mango lo tenemos todo el año procedente de Brasil.

Comprometidos con una dieta sana y el medio ambiente

En Frutas Olivar no solo estamos comprometidos con la adopción de una dieta sana y equilibrada, con la ración correcta de frutas y verduras, sino que también apostamos por el cuidado de nuestro entorno.

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda, y si tienes alguna recomendación, puedes dejárnosla en comentarios. También puedes seguirnos en nuestras redes social, Facebook, Twitter, LinkedIn o Instagram.

No Comments

Post A Comment