¿El tomate es una fruta o una verdura?

el tomate es una fruta

¿El tomate es una fruta o una verdura?

Si el tomate es una fruta o una verdura es una cuestión que suele aparecer en muchas conversaciones. Los tomates son un ingrediente muy habitual en la dieta mediterránea. Procedente de Latinoamérica, llegó a España en el siglo XVI donde comenzó pronto su consumo como alimento, mientras que en otras partes del continente, como Alemania, se utilizó como producto farmacéutico hasta mediados del siglo XIX.

Las propiedades del tomate son comúnmente conocidas. Rico en antioxidantes como el licopeno, resulta beneficioso para la piel y el cabello. Ayuda a reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata, de colon y de estómago. Su contenido en calcio y vitamina K lo convierten en un aliado para fortalecer los huesos. Son un gran aporte de vitamina C, vitamina A, vitamina B y Potasio.

Además, el tomate permite un gran número de recetas y formas de cocinado: en ensaladas, zumos, al horno, cocidos, rellenos, fritos… Por lo que resulta muy sencillo incluirlos en nuestra dieta habitual.

A nivel biológico, el tomate es una fruta

El tomate es el fruto de la planta conocida como la tomatera. Según la RAE, un fruto es el “Producto del desarrollo del ovario de una flor después de la fecundación, en el que quedan contenidas las semillas, y en cuya formación cooperan con frecuencia tanto el cáliz como el receptáculo floral y otros órganos”. Y según este mismo diccionario una fruta es el “Fruto comestible de ciertas plantas cultivadas; p. ej., la pera, la guinda, la fresa, etc.”

Por lo tanto, desde el punto de vista biológico, el tomate sería una fruta, aunque no se suele consumir como tal.

Una controversia histórica

Según parece, esta controversia se deriva de una ley que promulgó en 1887 la Corte Suprema de Estados Unidos por la que se asignaba impuestos a las hortalizas importadas, pero no a las frutas. Ante tal hecho, las empresas importadoras argumentaron que el tomate es una fruta, aportando el testimonio de biólogos que corroboraron que, como decíamos, el tomate es producto del ovario de una flor y, por lo tanto, una fruta. Aun así, no consiguieron tal denominación y tuvieron que pagar por él como hortaliza. Esta sentencia, dictada por el juez Justice Horace Gray, ha traído consigo que la mayoría de los estadounidenses, incluso un gran número de nutricionistas del país, reconozcan al tomate como una verdura.

Algunos investigadores que han escrito sobre el tema defienden que la problemática viene de la distinción que el español hace entre fruta y fruto, mientras que en inglés se utiliza la misma palabra para denominar a los dos conceptos.

¿Verdura u hortaliza?

Realmente ni la palabra fruta y ni la palabra verdura son términos científicos. La RAE define el término verdura como: “Hortaliza, especialmente la de hojas verdes”. Y la definición de hortaliza aparece como: “Planta comestible que se cultiva en las huertas”. Según ambas, el tomate podría ser claramente una hortaliza.

El tomate es una baya

Por último, profundizando aún más en la controversia, hay biólogos que prefieren definir al tomate como una baya. Una baya como los arándanos y las grosellas. Y ésta parece ser la definición más aceptada, puesto que la propia RAE define el término baya como “Tipo de fruto carnoso con semillas rodeadas de pulpa; p. ej., el tomate y la uva”.

Datos sobre el cultivo de tomate

Vista las distintas definiciones y acepciones que en distintos ámbitos se hacen sobre el tomate, veamos algunos datos sobre su cultivo.

El tomate es el vegetal más cultivado en el planeta después de la patata. Según datos publicados en 2017 por Faostat (organismo de estadística de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) la producción mundial de tomate alcanzó en 2014 los 170.750 millones de kilos con un valor de 100.000 millones de euros.

España se encuentra en el 8º puesto en producción de tomate a nivel mundial, por detrás de países como China (principal productor), India, Estados Unidos, Turquía, Egipto, Irán e Italia.

A nivel europeo, Italia y España son los principales productores con un 62% de todo el tomate en Europa. Sin embargo, por extensión, es Holanda la que obtiene un mayor rendimiento produciendo, por metro cuadrado, 5 veces más que Almería, la provincia que produce más tomate en nuestro país.

Importaciones y exportaciones de tomate

Según datos de la ONU para 2016, México sigue liderando las exportaciones mundiales de tomate, seguida de Holanda y España en 3ª posición. Si bien se ha apreciado un descenso en las exportaciones españolas y holandesas de tomate y un aumento en las mexicanas y marroquíes.

En cuanto a los destinos que más tomate demandan, EEUU importa casi la totalidad de las exportaciones de tomate mexicanas. Las exportaciones españolas y holandesas tienen como principal destino Alemania seguida del Reino Unido y Francia.

El consumo de Tomate en España

Un estudio de Syngenta que se remonta a 2008 reveló que España es el país de la Unión Europea donde más tomate fresco se come al día. El estudio revela que el 70% de los hogares españoles consumen tomate fresco a diario frente al 45% de los hogares italianos, el segundo mercado en consumo de tomate fresco.

Con un mayor crecimiento del consumo de tomate en verano, nuestro país, al igual que el resto de la Unión ha visto cómo se han ido introduciendo nuevas variedades como el tomate cherry, raf, tomate pera, tomate rama… Veamos algunas de ellas

Tomate Raf

Original de Almería, el tomate Raf es considerado en “pata negra” de los tomates. Es una variedad muy sabrosa con textura crujiente y sabor entre dulce y agrio. Su forma es irregular y su piel fina y de color verde oscuro.

Tomate Rama

Es un tomate de tamaño pequeño a mediano, piel muy final y color rojo intenso. Están unidos a una rama en la que se les deja madurar junto a otros tomates. Es una variedad más refrescante y aromática, con mucha presencia en los supermercados.

Tomate Pera

Lo más llamativo de esta variedad es su forma ovalada tipo pera (de la que coge su nombre). Es un tomate de color rojo intenso, sabroso, dulce y carnoso. Se utiliza tanto para comer fresco como para salsas y gazpachos.

Tomate Kumato

De color parecido al tomate Raf, la variedad Kumato tiene una forma más redondeada y suele ser muy utilizado por chefs sobre todo en ensaladas.

Tomate Cherry

Aunque ya se ha convertido en un clásico, este tipo de tomate enano está desarrollando a su vez un gran número de variedades como la amarilla y la verde. El tomate cherry además de su peculiaridad en el tamaño, es una variedad sabrosa, dulce y afrutada. Muy utilizado en ensaladas, brochetas y canapés, así como en la decoración de platos.

Tomate Rosa de Barbastro

Variedad de tomate procedente de la provincia de Huesca, en Aragón, con un aspecto irregular y que, según muchos, es el tomate con mejor sabor del mercado. De gran tamaño puede llegar a pesar ½ kilogramo por pieza.

En conclusión, el tomate, lo consideremos una baya, una fruta o una hortaliza, es un ingrediente fundamental de la cocina mediterránea. Sano, nutritivo y con una variedad de sabores y formas de cocinado que facilitan aún más su consumo convirtiéndolo en uno de los componentes básicos en la despensa de los españoles.

Sin comentarios

Añadir un comentario