El espárrago verde: en el mercado todo el año

espárrago verde

El espárrago verde: en el mercado todo el año

El espárrago verde es un ingrediente básico en la cocina española. Muy utilizados en dietas de adelgazamiento y como guarnición de deliciosos platos y carnes, su consumo crece cada año existiendo demanda durante los doce meses.

Si bien es cierto que el espárrago verde tiene su temporada en España durante los meses de marzo a junio, existen zonas en el mundo donde, debido a su climatología, pueden ser cultivados a lo largo de todo el año. Tal es el caso de Perú. País de procedencia de los espárragos verdes que distribuimos en Frutas Olivar cuando estamos fuera de temporada de esta hortaliza.

El cultivo del espárrago verde

Parece ser que el cultivo del espárrago se inició entre los ríos Tigris y Éufrates, en la actual Irak. En el antiguo Egipto ya se consumía como parte habitual de su alimentación, según ha aparecido en algunas pinturas de la época. Y fueron los romanos y los griegos quienes, una vez más, extendieron su cultivo por todo el Mediterráneo y Europa.

Espárragos de España

España es uno de los principales productores de espárrago verde en Europa, concentrándose su cultivo en Castilla La Mancha y Andalucía.

Su cultivo necesita que las temperaturas no sean ni demasiado frías ni demasiado cálidas, ambos extremos dañan la planta impidiendo su correcto desarrollo. Por eso, la temporada en España suele coincidir con la primavera.

El espárrago verde crece al aire libre con luz natural. De estos, los que crecen de forma silvestre son conocidos como espárragos trigueros y suelen crecer al pie de olivos o encinas. Suelen tener un sabor más amargo y una textura más dura.

Espárragos de Perú

Perú se ha convertido en los últimos años en el principal exportador de espárragos verdes a nivel mundial. Superando, según algunas fuentes, a China y EEUU que tradicionalmente dominaban el mercado internacional de este producto.

Los espárragos verdes que provienen de Perú son además muy reconocidos gracias a su altísima calidad. Esto está permitiendo que en el país se haya comenzado a establecer una economía sostenible con impacto como fuente de empleo y divisas.

Entre los motivos que han propiciado este crecimiento, cabría mencionar el desarrollo tecnológico, que permite no romper la cadena de frío en ningún momento, y la posibilidad de transportar estos productos por medio aéreo conservando su estado de frescura en todo momento.

Desde Frutas Olivar, como distribuidores frutas y verduras frescas, contamos con proveedores de total confianza y calidad en Perú para la importación de esta hortaliza.

El espárrago: una hortaliza con mucha demanda

El espárrago verde fresco tiene una gran demanda en nuestro país. Aunque ya existen marcas que comercializan este producto congelado o precocinado, el consumidor sigue prefiriendo su consumo fresco. Esta demanda requiere que, cuando estamos fuera de temporada, la importación de espárrago verde fresco deba ser muy cuidadosa y asegure su llegada a las mesas españolas en perfecto estado.

Muy recomendados por nutricionistas para dietas de pérdida de peso, los espárragos verdes ya fueron popularizados por los romanos por sus propiedades “medicinales”. Lo que sí es cierto es que esta hortaliza presenta una serie de propiedades y beneficios para la salud que hacen muy recomendable su consumo. Veamos algunas de ellas.

Mejora la digestión

Ricos en fibra, los espárragos verdes contribuyen al mejorar el tránsito intestinal ayudando a prevenir el estreñimiento, las hemorroides y el síndrome del intestino irritable. Su contenido en fibra contribuye a la reducción del colesterol.

Diurético

Además de todas las vitaminas que aportan los espárragos verdes, vitamina A, B2, B1, C y E entre otras, su alto contenido en agua facilita la eliminación de líquidos. Lo que los convierte en aliados de las personas con hipertensión, sobrepeso o con problemas renales.

Antienvejecimiento y antidepresivo

Los espárragos, verdes o blancos, aportan una gran cantidad de antioxidantes que neutralizan los efectos de los radicales libres, causantes del deterioro y envejecimiento de las células. Además, cuentan con beta-caroteno, que ayuda a mantener la piel saludable.

Por otro lado, su alto contenido en ácido fólico, además de ser beneficioso en mujeres embarazadas para ayudar al desarrollo del feto, tiene un gran número de beneficios en el cerebro. Entre ellos, contribuye a prevenir el deterioro cognitivo y ayuda a combatir el insomnio y la depresión.

Huesos más fuertes

Entre las vitaminas que contienen los espárragos verdes se encuentra la vitamina K. Esta contribuye a mantener los huesos fuertes evitando la osteoporosis. Por eso son muy recomendables a partir de los 50 años. Además de contribuir al correcto desarrollo óseo de los más pequeños.

Además de estas propiedades, algunas fuentes otorgan a los espárragos efectos antivirales, por lo que contribuyen a evitar resfriados y gripes, efectos “detox”, e incluso afrodisíacos.

¿Cómo consumir espárragos verdes?

Tras leer todas las propiedades que tienen los espárragos verdes parece fundamental que potenciemos su consumo habitual en nuestros hábitos alimenticios. Para ello, veremos a continuación algunas formas originales en las que podemos consumir esta hortaliza y cómo podemos habituar a los más pequeños de la casa.

La mejor guarnición en carnes y pescados

El consumo de espárragos verdes como guarnición de carnes y pescados no necesita mucha presentación. A la brasa o a la plancha, combinan perfectamente con carnes rojas y pescados como el salmón. En dietas de adelgazamiento, se suelen combinar con aves a la plancha como el pollo y el pavo. Una variante original de comerlos en este último caso es enrollados por filetes de pollo dorando la brocheta resultante con un ajito y aceite de oliva.

¡A la rica crema! Ideal para los más pequeños

Todos sabemos que una forma fácil de propiciar el consumo de verduras y hortalizas en los niños es en forma de sopas y cremas. Para preparar una crema de espárragos verdes necesitaremos: 400 gr. de espárragos verdes, 2 patatas, 500 ml de caldo de verduras o pollo, aceite de oliva, sal y pimienta.

Su preparación es muy sencilla: ponemos en una cacerola el aceite de oliva, los espárragos lavados y el caldo y dejamos cocer durante 20 minutos. Aparte se hierve las patatas con piel, las pelamos y trituramos. Batimos la mezcla de los espárragos y le añadimos el puré de patatas hasta que tengamos una mezcla homogénea. Añadimos pimienta al gusto y ¡lista para servir!

Canelones de espárrago

Los espárragos verdes combinan también a la perfección con la pasta. Son muchas las recetas de tallarines, espaguetis y otras pastas que incluyen esta hortaliza. Veamos una original receta de canelones de espárragos verdes.

Necesitamos: 24 espárragos, 12 láminas de pasta para canelones, 12 lonchas de queso, aceite de oliva y sal. Para la salsa: 1 manojo de espárragos trigueros, 500 ml de leche, 3 cucharadas de harina, una cucharada de mantequilla, nuez moscada y sal. y por último el queso rallado para gratinar.

Hervimos los espárragos en agua con sal durante 10 minutos. Cocemos también la pasta para dejarla al dente. Sobre cada lámina de canelón ponemos una loncha de queso, dos espárragos y enrollamos, y reservamos estos canelones en una bandeja. Trituramos el resto de espárragos en la batidora.

Derretimos la mantequilla en una cacerola, añadimos la harina y removemos. Le incorporamos la leche poco a poco para que no salgan grumos. Cuando esté hecha la bechamel con la textura deseada le incorporamos los espárragos batidos, la nuez moscada y sal al gusto. Se vierte la salsa encima de los canelones, espolvoreamos con queso rallado y gratinamos hasta que se dore. ¡Una forma exquisita de comer los espárragos verdes!

Por último, mencionar que son muchos los zumos y jugos “detox” o depurativos, muy de moda últimamente, que incorporan espárragos verdes.

Desde Frutas Olivar os recomendamos el consumo de espárragos verdes de calidad ya sean nacionales o importados por una empresa de confianza.

Sin comentarios

Añadir un comentario