Propiedades de la uva, la fruta reina en Navidad

propiedades de la uva

Propiedades de la uva, la fruta reina en Navidad

La Navidad es época de comidas caseras, recetas muy elaboradas y dulces tradicionales. Entre todo este festín gastronómico hay una fruta que se erige como la reina indispensable en cualquier familia española: la uva.

Además de ser muy conocida como fruta por su dulce sabor y su exquisita combinación con otro tipo de alimentos, existen un gran número de beneficios en las propiedades de la uva por los que resulta recomendable su consumo. En este artículo veremos cuáles son estos beneficios y algunas recetas con uvas que podréis utilizar estas Fiestas.

La uva

Aunque todos conocemos esta fruta por su larga tradición de consumo en el ser humano, hagamos una primera mención a sus características y origen.

La uva es la fruta que crece de la vid, una planta trepadora con forma de arbusto, hojas grandes y flores pequeñas que crecen en racimo. El fruto de la vid, la uva, es una baya con forma esférica, ovoide o cilíndrica que se da en una amplia gama de colores: amarillo, verde rojo, morado, negro etc.

Aunque de manera general la uva se dedica principalmente a la elaboración de vinos, también es consumida en alguna de sus variedades como fruta de mesa. En el mercado existe una amplia gama de productos elaborados con uvas: desde macedonias y conservas, hasta zumos, postres industriales y las conocidas uvas pasas.

Las uvas adquieren una relevancia especial durante el mes de diciembre debido a su protagonismo en la tradición de estas fiestas. Las “doce uvas de la suerte” forman parte indispensable del menú de cualquier familia en España la noche de fin de año. Pero, además, parece ser que su consumo habitual presenta una serie de beneficios para la salud. Veámoslo a continuación.

Propiedades de las uvas

La vid es original de Asia occidental. Se piensa que ya se recolectaba en el Paleolítico y, durante el Neolítico, comenzó su cultivo. Fueron los griegos y los romanos quienes desarrollaron y extendieron de una forma más notable el cultivo de la vid por toda Europa. Que actualmente es el principal continente productor de uva a nivel mundial.

Las distintas variedades de uvas se pueden clasificar en función del uso y consumo al que van dirigidas. De esta manera tendríamos, en primer lugar, las uvas de mesa, destinadas a su consumo como fruta fresca. Entre las variedades más conocidas de este tipo estaría: “Aledo” de Alicante, que es la que tradicionalmente se consume en fin de año; la “Moscatel roja”, las “Cardinal”, las “Royal Queen” y las variedades cada vez más introducidas en el mercado de uvas sin pepita.

Las uvas destinadas a su secado y consumo como “uva pasa” suelen ser variedades sin semilla en su interior. Las más conocidas son la “Sultaina” y la “Moscatel de Alejandría” entre otras.

Por último, mencionar que el número de variedades destinadas a producir vino es amplísimo y se suelen clasificar en tintas y blancas, según el vino al que se destinen. Entre ellas podríamos destacar las conocidísimas “Cabernet Sauvignon”, “Merlot”, “Tempranillo”, “Chardonay”, “Moscatel” y un largo etcétera.

Según la mayoría de los estudios sobre el consumo de uva y la salud, las propiedades principales de esta fruta serían:

Antioxidante

Según recientes estudios, la acción antioxidante de las uvas proviene de sus compuestos felónicos como los antocianos, los taninos y los flavonoides. Estos componentes han mostrado eficacia para inhibir o bloquear el crecimiento tumoral y el proceso de envejecimiento.

Buena salud cardiovascular

El consumo de uvas y sus derivados aporta una serie de beneficios a la circulación y el estado de las arterias. Disminuyen el riesgo de trombosis y ayudan a reducir la presión arterial.

Laxantes y diuréticas

Por su alto contenido en fibras, las uvas tienen un efecto laxante que contribuye a prevenir el estreñimiento. Para potenciar este beneficio se recomienda que se consuman con piel y con pepitas.

También producen un efecto diurético por lo que resultan muy recomendables en casos de problemas en la eliminación de ácido úrico, hipertensión arterial o retención de líquidos.

Energéticas

Las uvas tienen un alto componente en azúcares de rápida absorción, lo que las convierte en una fuente rápida de energía. Por esta razón suelen ser muy recomendables para los niños. Ahora bien, hace necesario un consumo moderado y controlando siempre la cantidad por personas con diabetes o exceso de peso.

Ácido Fólico

Son muchos los nutricionistas que recomiendan el consumo de uvas rojas por ser proveedoras de ácido fólico. Esto las hace muy convenientes para las embarazadas sobre todo durante los primeros meses de gestación.

Recetas con uvas

Una vez que ya hemos visto las propiedades de la uva, repasemos algunas recetas con esta fruta que nos pueden aportar algunas ideas para el menú navideño.

Aperitivos con uvas

Que las uvas y el queso forman una combinación ganadora no nos crea ninguna duda, ahora bien, ¿qué receta podemos hacer con esta base y que no sea la conocida brocheta de uva y queso? Os recomendamos la ensalada de queso de cabra y uvas.

Necesitaremos los siguientes ingredientes: hojas de lechuga variada (te recomendamos, por ejemplo, la ensalada mixticanza con brotes tiernos), 200 gr. de queso de cabra fresco, 100 gr. de uvas, 2 cucharaditas de sésamo, aceite de oliva, vinagre de manzana y sal.

Su preparación es muy sencilla, solo tenemos que combinar los ingredientes en un bol y aliñarlos al gusto. Te recomendamos añadir las uvas cortadas por la mitad y sin pepitas. Y si quieres aumentar el contraste de sabores también puedes añadir nueces.

Salsa de uvas

La uva y sus derivados suelen ser un perfecto acompañante de un gran número de platos. A continuación, os dejamos la receta de una exquisita salsa de uva ideal para acompañar un plato muy típico de los menús de Navidad, el pastel de pescado.

Para cocinar esta rica salsa de uvas necesitaremos: 250 gr. de uvas, 1 cebolleta, 50 ml de aceite de oliva, 50 ml de brandy, 200 ml de nata líquida, pimienta y sal.

Su preparación es también muy sencilla: cortamos las uvas por la mitad y le quitamos las pepitas. Calentamos en un cazo el aceite con la cebolleta y las uvas cortadas y lo salteamos. Añadimos el brandy y dejamos que cueza durante aproximadamente 1 minuto hasta que el alcohol se evapore. Añadimos la nata, la sal y la pimienta, dejamos cocer 3 minutos y batimos todo. ¡Lista para servir!

Pavo guisado con uvas

El pavo es otro de los ingredientes más extendidos en las comidas navideñas de un gran número de familias. Esta carne, con muy poco contenido en grasas, combina a la perfección con el sabor agridulce que le va a aportar las uvas.

Veamos qué necesitamos: 2 muslos de pavo deshuesado, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 250 ml. de vino blanco, una hoja de laurel, 250 gr. de uvas y sal.

Para prepararlo troceamos el pavo, lo sazonamos y doramos con unas gotas de aceite de oliva y reservamos.  Picamos la cebolla y los ajos y lo añadimos a la misma sartén donde hemos hecho el pavo para sofreírlos. Añadimos el pavo ya dorado y el vino blanco. Agregamos el laurel, agua hasta cubrir y tapamos para que se cueza a fuego lento hasta que el pavo esté tierno. Cortamos las uvas por la mitad y le quitamos la semilla. Las añadimos al guiso y dejamos cocer un par de minutos más.

Puede servirse con una guarnición de patatas fritas en pequeños dados o patatas paja.

Postres con uvas

Si bien es cierto que las uvas por sí solas constituyen ya un postre sano y delicioso, hay quienes prefieren su presentación como parte de una macedonia de frutas troceada. Un detalle que hace aún más exquisita la macedonia es añadirle granizada o zumo de naranja natural. Un postre sano e ideal para los más pequeños de la casa y como colofón de una comida copiosa.

 

Y recuerda, ¡prepara tus 12 uvas y comienza el nuevo año con mucha suerte!

Sin comentarios

Añadir un comentario