Recetas con castañas y todas sus propiedades

recetas con castaña

Recetas con castañas y todas sus propiedades

Los frutos secos son un alimento que a menudo solemos comer como “snack”, directamente de la bolsa, y desconocemos el partido que podemos sacarles. Hoy vamos a hablarte de uno en concreto: la castaña. Posiblemente tengas costumbre de comerla cruda (aunque no es muy recomendable) o asada, pero hay un gran número de exquisitas recetas con castañas. Por eso, te hemos traído hoy algunas de ellas. También daremos un repaso a la cantidad de propiedades que este fruto puede aportarnos y a algunos datos que seguro desconocías.

La Castaña

La castaña es el fruto del castaño, de la familia de las fagaceae. La parte de la castaña que nos comemos es, en realidad, la semilla. La semilla está cubierta por el pericarpio, que no es más que la cáscara que quitamos para tomarlas. Sí, estamos hablando de esa parte que siempre supone todo un reto arrancar. A su vez, esa cáscara está cubierta por el denominado “erizo” de la castaña. Que es la parte más exterior del fruto. Dentro de cada erizo, nacen unas 3 castañas.

Las castañas suelen gustar a todo el mundo y de forma muy especial a los niños. Existen un gran número de formas de preparación y recetas para cada “momento del menú”. Descúbrelas en este artículo.

De dónde vienen y cuándo es su temporada

El primer país en cultivar castañas fue Japón. Así que en Europa se introdujo desde los países de Asia. Antiguamente, era un alimento básico que sustituía a los cereales.

Es un fruto que comienza su temporada en septiembre y termina en febrero. Por eso, es un alimento tan típico del otoño. En España, el cultivo más conocido es el de Galicia. En Frutas Olivar, además de traerlas desde allí, las traemos también de Cáceres y de León.

Recetas con castañas

Las recetas con castañas son innumerables. Algunas son más tradicionales y otras, quizás, te descubran algo nuevo. Te explicamos cuatro recetas para saber cómo hacerlas en distintos momentos del día.

Castañas al Horno

Un snack exquisito. De todas las recetas con castañas, esta es sin duda la más conocida. Es una forma perfecta de conseguir un resultado muy parecido a las castañas a la brasa de los puestos ambulantes. Pero de esta forma puedes prepararlas en casa sin la incomodidad que supone el fuego.

Pero, ¿cómo conseguimos esto? Muy fácil, en el horno. Solo tienes que hacer un corte en la cáscara de las castañas y hornearlas a 200ºC durante 20 minutos. ¡Listo!

Crema de castañas

Esta receta de crema de castañas salada es ideal para toda la familia, especialmente para los más pequeños. Además resulta muy fácil de hacer. Necesitamos: 1 kg. de castañas, 1 litro de caldo de pollo, ¼ litro de nata líquida y sal.

Para su preparación pondremos en una olla un litro de caldo casero de pollo con las castañas peladas. Lo dejamos cocer lentamente durante 2 horas y reservamos algunas castañas para después utilizarlas como guarnición. En la misma olla echamos la nata y la dejamos hervir un rato para integrar los sabores. Se aparta y cuando esté templada la batimos y pasamos por el chino para que no queden restos de castaña sin triturar. Si queda muy densa le podemos añadir más caldo. Corregimos de sal, decoramos y servimos. ¡Deliciosa!

Pollo al Horno con Castañas y Cebollitas

También podemos utilizar castañas en nuestros guisos diarios. Como por ejemplo en esta rica receta con pollo. Para hacerla necesitamos: 1 pollo troceado, 500 g. de castañas peladas, 8 cebollas pequeñas, un vaso grande de caldo de pollo o verduras, 1 cucharada de maicena, 5 cucharadas de leche, 120 cc de jerez dulce, sal, pimienta negra y aceite de oliva.

Ponemos el horno a calentar y salpimentamos el pollo. Lo colocamos en una cazuela con las cebollitas y un chorro de aceite. Lo metemos en el horno (sin tapar) hasta que el pollo esté dorado. Agregamos el jerez y lo dejamos evaporar. Añadimos el caldo, las castañas peladas y la maicena disuelta en la leche. Tapamos la cazuela y lo dejamos cociendo unos 30 minutos más. Y ¡listo para servir!

Bizcocho de Castañas

Si tu fuerte son los dulces presta atención a esta receta. Solo necesitas 6 huevos, 250 gramos de castañas peladas, 75 gr. de mantequilla, 250 gr. de azúcar, 150 gr. de maicena, 0,5 litros de leche, una pizca de sal y 1 cucharada de levadura.

Se cuecen las castañas peladas en la leche con una pizca de sal hasta que estén tiernas. Lo trituramos y reservamos. En un bol batimos los huevos y el azúcar hasta que la mezcla esté un poco espumosa. Le agregamos la crema de la castaña con la leche, la maicena, la mantequilla y la levadura. Lo mezclamos bien y lo pasamos a un molde para hornos engrasado con un poco de mantequilla. Horneamos a 170º durante 45 minutos. Dejamos enfriar, desmoldamos y ¡a disfrutar! Se puede rociar con un poco de azúcar por encima para decorar.

Propiedades que nos aportan las castañas

Ahora que sabemos algunas recetas con castañas, vamos a ver las propiedades con las que cuentan. La lista es larga. Aunque estemos hablando de un fruto seco, es curioso saber que tiene mucha agua. Es un alimento que nos aporta una gran cantidad de fibra. Y tiene alto contenido en vitaminas: Vitamina E, B3, B6, B1, B2 y B9. Son ricas en potasio, fósforo, calcio, magnesio, sodio, hierro, zinc y yodo.

Beneficios

Entre los muchos beneficios que aportan las castañas, destacamos los más importantes:

  • Es un alimento saciante debido al alto contenido en fibra e hidratos de carbono
  • Aptas para diabéticos pues posee azúcares de absorción lenta
  • Buenas para dientes y huesos sanos por todas las propiedades que hemos visto
  • Contribuyen al buen funcionamiento del sistema nervioso gracias al grupo de vitaminas del grupo B
  • Facilitan el tránsito intestinal
  • Sirve para prevenir o mejorar algunos casos de anemia

Por último, un tema que preocupa a muchos consumidores de este fruto es si comer castañas engorda. Como ya sabemos, las castañas contienen muchos hidratos de carbono, lo que las convierte en una buena fuente de energía. Su aporte calórico es bajo y es de los frutos secos que menos grasa contiene. Teniendo esto en cuenta, es importante saber que no serán unas aliadas del aumento de peso, siempre y cuando su consumo sea moderado.

Sin comentarios

Añadir un comentario