Las 7 variedades españolas de setas comestibles más usadas en la cocina

setas comestibles

Las 7 variedades españolas de setas comestibles más usadas en la cocina

Las setas comestibles españolas son muy comunes en la cocina. Como empresa especializada en la venta de frutas y verduras, somos conocedores de las regiones típicamente asociadas a las setas y principales proveedores del sector: Galicia, Asturias y Cataluña.

Recoger setas es una actividad cada vez más extendida en España. Sin embargo, es  necesario contar con la ayuda de una persona experta para identificar las setas comestibles. De hecho, existen especies de setas venenosas muy parecidas a la mayoría de setas comestibles. Para saber si una seta es comestible o no, hay que observar:

  • Dónde crecen
  • Su olor
  • El tamaño de su pie y sombrero
  • El color
  • Su himenio. Para identificarlo, hay que darle la vuelta.

 También, hay casos en los que se necesita un permiso especial para recoger un determinado tipo de seta y que no sea delito.

¿Cuáles son los beneficios de las setas comestibles?

setas comestibles espana

Las setas comestibles tienen multitud de beneficios para ayudarnos a mantener una alimentación saludable:

  1. Aportan fibra insoluble. Sirve de arrastre para limpiar el tracto intestinal.
  2. Tienen un alto poder saciante.
  3. Contienen elementos antioxidantes. Según un estudio publicado en el Journal of Nutrition de 2007, se asegura que el aminoácido orgoteína de las setas es un potente antioxidante y preventivo de distintos tipos de tumores. 
  4. Tienen un bajo poder calórico. Mayormente, las setas están compuestas de agua y su poder calórico son 25 Kcal.
  5. Aportan vitaminas y minerales imprescindibles. Según la Fundación Española del Corazón, las setas son ricas en hierro, fósforo, yodo, magnesio, selenio, calcio, potasio y zinc. También contienen altas dosis de vitamina A, vitaminas del grupo B, del C y vitamina D. Incluso, su contenido es bajo en sodio. Todas estas propiedades las hacen ideales para prevenir enfermedades cardiovasculares.
  6. Contienen aminoácidos esenciales.
  7. Pueden ser un sustituto de la carne. Tanto por su proteína, que aunque no es muy abundante es de alta calidad, como por su contenido en aminoácidos esenciales.
  8. Mejoran la diversidad de la microbiota. Ayudan en la diversidad de la flora intestinal.
  9. Antiinflamatorias
  10.  Ayudan a reducir el colesterol malo.

¿Qué variantes de setas españolas se pueden comer?

En España, las 7 variedades de setas comestibles más extendidas en las cocinas son:

1. Champiñón

champinon

El champiñón silvestre (Agaricus campestris) es el más famoso en España y en gran parte del mundo, así como una de las que se cultivan con mayor frecuencia. Como se advertía con anterioridad, hay especies de champiñones venenosos parecidas a las comestibles, por lo que no se recomienda que se recojan sin la ayuda de un experto.

2. Níscalo

El níscalo (Lactarius deliciosus) es muy habitual como ingrediente de cocina, sobre todo en recetas con carne guisada. Se suele encontrar en zonas como bosques de pinos, por lo que es considerada una seta de pinar. Los níscalos son setas de otoño y de primavera.

3. Seta de cardo

Su nombre científico de la seta de cardo es Pleurotus eryngii. Crece debajo de distintas especies de plantas, como el cardo corredor. Es muy apreciada en la cocina por su suavidad. Aparece hacia el final del verano.

4. Boletus

Hay diferentes especies de Boletus comestibles. De todos, el más codiciado es el Boletus edulis, ya que tiene un característico sabor ligeramente dulce. Se trata de uno de los tipos de setas más comunes en zonas boscosas.

5. Rebozuelo

El rebozuelo (Cantharellus cibarius) se puede encontrar en verano además de en otoño. También existe un tipo de seta venenosa parecida al rebozuelo: el falso rebozuelo (Hygrophoropsis aurantiaca).

6. Oronja

La oronja (Amanita caesarea) es considerada uno de los mejores tipos de setas comestibles de España por su agradable sabor. Crece en bosques de pinos y de otras clases de árboles. Para recogerla es necesario tener experiencia, puesto que existen setas venenosas de apariencia similar.

7. Trufa negra

trufa negra

La trufa negra (Tuber melanosporum) es una de las setas más apreciadas en la gastronomía mundial y la más cara. Su peculiaridad: es una seta subterránea. Por ello, se suele utilizar jabalíes o perros entrenados. Crece en bosques de encinas y de avellanos.

Desde Frutas Olivar te animamos a que incluyas las diferentes variantes de setas españolas en tu alimentación. Te invitamos a compartir tu receta favorita a través de los comentarios. Síguenos para estar al día a través de nuestras redes: Facebook, Twitter, LinkedIn o Instagram.

Aún no hay comentarios

Publica un comentario