Diferencias entre cebolleta y cebolla: te enseñamos a distinguirlas

imagen destacada del post sobre las diferencias entre cebolleta y cebolla

Diferencias entre cebolleta y cebolla: te enseñamos a distinguirlas

La cebolla es una de los vegetales más presentes en las comidas de todo el mundo, y es que su sabor sirve para darle cuerpo a muchas recetas, y en España somos grandes consumidores de este vegetal, presente en muchísimos de nuestros platos, pero también tenemos que nombrar a la cebolleta, otro vegetal cada vez más usado  en la gastronomía en sopas y ensaladas. Así que vamos a conocer las diferencias entre cebolleta y cebolla para poder distinguirlas y conocer las características de cada uno de estos vegetales.

La cebolla es una de los vegetales más presentes en las comidas de todo el mundo, y es que su sabor sirve para darle cuerpo a muchas recetas, y en España somos grandes consumidores de este vegetal, presente en muchísimos de nuestros platos, pero también tenemos que nombrar a la cebolleta, otro vegetal cada vez más usado  en la gastronomía en sopas y ensaladas. Así que vamos a conocer las diferencias entre cebolleta y cebolla para poder distinguirlas y conocer las características de cada uno de estos vegetales.

Cebolleta: Sus principales características

La cebolleta (Allium fistulosum) es un vegetal que no forma bulbos (y esto lo diferencia de la denominada cebolla fresca), y su sabor y olor se asemeja mucho al de la cebolla, pero no es el mismo vegetal.

La cebolleta debe de guardarse en el frigorífico al tratarse de un vegetal tierno. De la cebolleta se consume el tallo y buena parte de las hojas, aunque estas suelen picarse para que queden pequeños pedacitos que añadir a sopas y consomés. Su sabor no llega a ser tan intenso como el de una cebolla, pero menos intenso que el del cebollino.

Al igual que las cebollas, las cebolletas tienen bastantes propiedades nutricionales, entre las que podemos encontrar vitamina C y grandes cantidades de vitamina K así como betacarotenos. Recordemos que la vitamina K favorece la correcta coagulación de la sangre .

La cebolleta y los calçots (y la polémica)

Ojo sobre todo si lees este post en Catalunya, porque por desgracia en algunos comercios venden calçots que resultan ser cebolletas, y no es para nada lo mismo.

Simplificando mucho, los calçots son cebollas tiernas, no cebolletas, pero no son cualquier cebolla tierna, ya que lo que hace  especial a los calçots es que son cebollas tiernas que al nacer en el semillero, se plantan, y cuando han alcanzado una cierta altura, se arrancan de la tierra, y se vuelven a sembrar, añadiendo más tierra, provocando tallos más largos cuya base queda blanqueada, siendo estos tallos mucho más dulces y tiernos que una cebolla tierna normal.

La región catalana del Valls es donde se producen la mayor parte de los calçots consumidos en Catalunya y en el resto de la península, y tal es la pasión por el cultivo de los que existe una Denominación de Calidad de los calçots: el Baix Penedès, el Tarragonès, el Baix Camp y l’Alt Camp,

Cebolla tierna: no confundir con la cebolleta

La cebolla tierna o cebolla fresca no es lo mismo que la cebolleta. De hecho esta es una de las confusiones más frecuentes que encontramos en Internet y es uno de los motivos por los que escribimos este post de diferencias entre cebolleta y cebolla.

La cebolla tierna no es otra cosa que una cebolla normal (Allium cepa) pero en un estado temprano o fase de desarrollo, en el que podemos encontrar un tallo verde alargado similar al de la cebolleta pero en la zona de las raíces podemos ver que se está formando el característico bulbo de cebolla.

Y para terminar las diferencias entre cebolleta y cebolla, ahora es el turno de la cebolla.

De este vegetal podemos encontrar muchas variedades, que sobre todo se distinguen por el color del bulbo. Hay cebollas moradas, rojas, blancas o amarillas.

Las cebollas blancas deben tener un sabor suave, las rojas habitualmente son picantes y de sabor fuerte, las cebollas moradas son menos picantes que las anteriores. Por último las cebollas amarillas son las que más frecuentemente se usan en cocina.

Se estima que hay unas 400 especies diferentes de cebolla, por lo que podemos imaginar la inmensa cantidad de hortalizas variantes del Allium cepa que existen para consumo.

El uso de la cebolla es tan popular desde hace siglos por sus cualidades saludables, ya que es una hortaliza que protege el sistema digestivo estimulándolo, y además es un remedio casero para combatir resfriados y colesterol. De hecho, sus propiedades son tales que son una buena fuente de vitaminas A, B y C; calcio, magnesio, fósforo, hierro y potasio.

El tamaño del bulbo de una cebolla es la principal diferencia con respecto a una cebolla tierna o a una cebolleta (o a unos calçots, ya que los hemos mencionado), y como parte más importante de la misma, se debe de prestar especial atención en donde lo almacenamos.

La cebolla no debe de guardarse nunca en el frigorífico. Una cebolla en buen estado, puede aguantar perfectamente hasta un mes sin estropearse, siempre que la guardemos en un lugar ventilado y seco, y sin lavar (ya que no debemos mojarla para almacenarla), y como curiosidad extra, no debemos de poner cebollas y patatas juntas, ya que las cebollas emiten gases que pueden acelerar la descomposición de las patatas.

Y no podíamos dejar de hablar de la cebolla, sin su particular característica de hacernos llorar. ¿Sabías que enfriando la cebolla 30 minutos antes de manipularla disminuye la capacidad que tiene la misma para hacernos llorar? Esperamos que te haya gustado este post y si tienes alguna idea la puedes dejar en nuestros comentarios y recuerda que puedes suscribirte para recibir noticias sobre frutas y verduras.

No Comments

Post A Comment