Plátano de Canarias ¿qué lo hace tan especial?

plátano de canarias

Plátano de Canarias ¿qué lo hace tan especial?

El plátano de Canarias es una fruta con indicación geográfica protegida en España que se caracteriza por su color, su sabor y sus propiedades, entre otros.

En Frutas Olivar comercializamos plátano de canarias de la mejor calidad.

Historia del Plátano de Canarias

La historia del plátano de Canarias se remonta al siglo XVI, cuando las primeras plataneras llegaron a Canarias desde Guinea Ecuatorial. Una vez que la planta ya estaba aclimatada y asentada en las islas, los marineros que iban camino a América cargaban plátanos verdes en los barcos para alimentarse durante el viaje. Exportando así al plátano a tierras americanas.

Los plátanos se van extendiendo rápidamente por todas las islas llegando también a ser conocidos por viajeros ingleses que hacían escalas allí para llegar a Reino Unido.

En 1880, casi 300 años después de su llegada a las Islas Canarias, los ingleses fomentan la exportación de esta fruta, llegando a tener una importancia el comercio de plátanos entre Inglaterra y Canarias. Tal fue la importancia alcanzada que el puerto de Londres llegó a tener una zona llamada Canary Wharf (Muelle Canario).

Desde comienzos del siglo XX el cultivo del plátano ha ido incrementando su importancia en las islas, llegando a las 9.000 hectáreas de cultivo, siendo una fruta característica de Canarias, producida en Tenerife, La Palma, Gran Canaria, El Hierro, La Gomera y Lanzarote con una media de producción anual de 375 millones de kilos.

A pesar de que el plátano sigue siendo importante en la economía de las islas, actualmente se encuentra en retroceso. El principal motivo es la liberalización del mercado europeo, donde se hallan sus principales clientes.

Como curiosidad, el plátano es una de las frutas favoritas de los españoles, en 2010 cada español consumió una media de 11 kg, siendo sólo superado por mandarinas y naranjas.

Debido al gran consumo y a la importancia histórica y económica de esta fruta, así como a sus particularidades, actualmente ostenta la certificación de indicación de origen geográficamente protegida.

 

Plátano de Canarias, Indicación Geográfica Protegida.

La Indicación Geográfica Protegida (IGP) “Plátano de Canarias” ampara a los plátanos procedentes de la variedad Cavendish de la especie Musa acuminata Colla (AAA) cultivados en las Islas Canarias.

La IGP Plátano de Canarias tiene unas características diferenciales tales como:

características del plátano de canarias

Características Físicas

El plátano de Canarias es un fruto climatérico, por ello sus características físicas están directamente relacionadas con el estado de madurez del mismo.

La coloración de su piel varía de verde a amarillo intenso cuando está en el momento óptimo de su consumo. La pulpa va del blanco marfil al amarillo pasando por el crema.

La seña de identidad del plátano de Canarias son la presencia de pequeñas motitas en su piel que se deben a la gran actividad de las enzimas polifenoloxidasa y peroxidasa que contienen.

Características Químicas

Por cada 100 gramos de pulpa madura, el plátano de Canarias posee almidón en un rango de 5 a 8, azúcares superiores a 10 con presencia predominante de sacarosa. El bajo contenido de almidón y alto contenido en azúcares son aspectos diferenciales con respecto a los plátanos cultivados en otras zonas.

Características Organolépticas

En la fase visual, el plátano de Canarias se caracteriza por el paso del color verde al amarillo de su piel con motitas negras cuando está maduro, siendo su pulpa color crema.

En la fase olfativa, en su madurez presenta un alto impacto a plátano debido a su riqueza en acetato de isoamilo y el hexyl butanoato.

Por último, en la fase gustativa su sabor es dulce e intenso dado su alto contenido en azúcares y su textura es levemente resistente a la mordida, suave y tersa y a la vez, jugosa, compacta y blanda.

 

Delimitación geográfica de cultivo del Plátano de Canarias

plataneras del plátano de canariasLa zona geográfica de producción de los plátanos amparados por la IGP «Plátano de Canarias» es el Archipiélago de las Islas Canarias y está constituida por todos los terrenos de uso agrario situados por debajo de los 500 metros sobre el nivel del mar. Canarias está formada por siete islas: El Hierro, La Gomera, La Palma, Tenerife, Fuerteventura, Gran Canaria y Lanzarote. El archipiélago está situado frente a la costa noroeste de África, entre las coordenadas 27º 37′ y 29º 25′ de latitud norte y 13º 20′ y 18º 10′ de longitud oeste. El proceso de maduración y envasado de los plátanos amparados por la Indicación Geográfica Protegida Plátanos de Canarias se podrá realizar fuera del área geográfica de la zona de producción.

 

Otras variedades del plátano de Canarias.

Dentro del plátano de Canarias existen las siguientes variedades comerciales que no están recogidas dentro de la indicación geográfica protegida “Plátano de Canarias”:

Gros-Michel

La variedad de plátano de canarias Gros-Michel es la variedad cuya planta alcanza mayor altura, pudiendo llegar a medir hasta 8 metros. Dada esta característica, los vientos pueden causar grandes destrozos en la planta. Es muy sensible a la enfermedad del Panamá, pero altamente resistente al ataque de los nematodos.

Esta variedad de plátano fue hasta la década de 1950 la variedad más cultivada.

Su fruto crece en racimos densos y es de cáscara gruesa lo que hace que sea resistente a los golpes durante el transporte.

Con esta variedad la producción normalmente alcanza los 20.000 kg por hectárea, llegando incluso a los 35.000 kg por hectárea en los cultivos más óptimos.

A pesar de seguir comercializándose, el declive de esta especie viene marcado por la enfermedad de Panamá, un marchitamiento causado por el hongo Fusarium oxysporum f cubense, llegando a ser sustituida en algunas zonas por la variedad Cavendish.

Lacatán

Esta variedad se caracteriza por sus racimos cilíndricos y la altura de su planta que puede llegar a los cinco metros, siendo también sensibles al viento.

Las producciones de esta variedad rondan los 30.000 kg por hectárea llegando a alcanzar los 45.000 kg por hectárea en las plantaciones más prósperas.

Poyo.

Su planta tiene una altura media de cuatro metros, sus racimos al igual que en la variedad Lacatán, son cilíndricos.

En las plantaciones más fértiles, su rendimiento puede ser de hasta 60.000 kg por hectárea cultivada. Esta variedad es resistente a la enfermedad del Panamá.

Pequeña Enana

La variedad pequeña enana alcanza una altura de 2,25 metros de altura y es la más resistente a los vientos. Ésta es la variedad más común de cultivo en Canarias, es ideal para el cultivo en las zonas límites ya que en invierno soporta temperaturas cercanas a los 0ºC. Sus racimos son de forma troncocónica, lo que representa cierto inconveniente por aumentar los costes de embalaje y flete. De esta variedad se obtienen las máximas producciones. Esta variedad también es resistente a la enfermedad del Panamá.

Gran Enana

La gran enana supera en medio metro la altura de la pequeña enana. Es muy resistente a los vientos y sus racimos son casi cilíndricos. Las producciones superan los 60.000 kg por hectárea y también es resistente a la enfermedad del Panamá.

Desde Frutas Olivar esperamos que haya resultado interesante este artículo sobre el plátano de Canarias y qué lo hace tan especial. Te invitamos a compartir tus comentarios en nuestro blog, o a través de nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, LinkedIn o Instagram.

No Comments

Post A Comment