Los 6 errores que cometemos al consumir aguacate

aguacate

Los 6 errores que cometemos al consumir aguacate

El aguacate es esa fruta -considerada verdura también- que tan famosa se ha convertido últimamente. Entre la generación millenial, es una de las más consumidas, pues se llega a decir que es una adicción entre ellos, afirmado incluso por un estudio hecho recientemente.

Es por ello que no hay duda de que el aguacate es la fruta del momento. Es tal la pasión, que incluso algunos agricultores sufren una crisis de producción y el riesgo de escasez en México, donde se producen gran parte de los aguacates que se exportan mundialmente, ha aumentado considerablemente en los últimos años.

No obstante, tiene muchísimas propiedades que nos ayudan a mantener nuestra salud a rajatabla, y es por eso que antes de hablar de los errores que cometemos con el aguacate, es necesario ponernos en situación y conocer más a fondo esta fruta.

Propiedades nutricionales del aguacate

  • El aguacate es bueno para el corazón. Entre las propiedades del aguacate destaca que es rico en aceites vegetales como los Omega 3, beneficiosos para reducir los niveles de colesterol y los niveles de presión arterial, entre otras cosas. También tiene efectos positivos sobre la circulación.
  • Es una fruta buena para la vista. Esta fruta tan cremosa, también es un buen aliado para nuestra vista. Los aguacates contienen luteína y la zeaxantina, dos fitoquímicos  esenciales para la salud ocular. Estos dos compuestos actúan como antioxidantes en el ojo y pueden minimizar el daño y reducir el riesgo de desarrollar degeneración macular relacionada con la edad.
  • Previene la osteoporosis. Estudios sugieren que la Vitamina K -presente en el aguacate- puede ser fundamental para el tratamiento de la osteoporosis, ya que su consumo nos ayuda a mantener los huesos sanos y fuertes: aumenta la absorción de calcio y reduce la excreción urinaria del mismo.  
  • Ayuda a la salud de las embarazadas. El ácido fólico es un elemento clave para las mujeres embarazadas ya que su consumo adecuado protege contra los defectos del tubo neural y de aborto espontáneo.
  • Reduce el riesgo de depresión. Otro de los beneficios de los alimentos con altos niveles de ácido fólico es que conducen a un menor riesgo de sufrir depresión. Esto sucede porque el folato previene el exceso de homocisteína que puede interferir con la producción de hormonas del bienestar como la dopamina o la serotonina -las hormonas de la felicidad-, que regulan no sólo nuestro estado de ánimo sino también el sueño y el apetito. Gracias al ácido fólico nuestro cuerpo está más protegido de ese exceso de homocisteína y, por tanto, nos aleja de la depresión.
  • Ayuda a desintoxicar el organismo. Si lo que queremos es introducir una desintoxicación de forma natural sin cambiar nuestra dieta habitual, el aguacate es uno de los mejores aliados -por ejemplo, añadiendolo a nuestra ensalada habitual-, gracias a la fibra natural que contiene, promoviendo la regularidad.
  • Es una gran fuente de vitaminas. Contienen alrededor de 20 vitaminas, entre ellas C, E, K y B-6, así como la riboflavina, niacina, ácido fólico, ácido pantoténico, magnesio y potasio. También proporcionan luteína, beta-caroteno y omega 3. A pesar de que la mayor parte de las calorías de los aguacates provienen de su grasa, son grasas saludables, que ayudan a mantenernos llenos y saciados por más tiempo.
  • Efecto saciante. Como hemos mencionado anteriormente, el contenido en grasas saludables de los aguacates hacen que provoque en nuestro cuerpo un efecto saciante natural, ayudándonos a sentirnos llenos durante más tiempo y reducir la sensación de hambre.
  • Potencia nuestro cerebro. Posee propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir el envejecimiento y el deterioro precoz de nuestra salud cerebral, y además, también contiene omega 3, esencial para proteger al cerebro del desgaste prematuro.

6 errores al comer aguacate

Tras haber comentado todos sus beneficios y todos los nutrientes que aporta a nuestro organismo, vamos a explicar los 6 errores que cometemos cuando consumimos aguacate -que son mucho más comunes de lo que pensáis-.

  • Creer que solo hay un tipo de aguacate. Es probable que no lo sepas, pero existen más de 50 variedades distintas de esta fruta. Las más usuales son el aguacate Hass, Bacon, Fuerte y Lamb, y cada uno de ellos tiene unas características y sabores diferentes, aunque parezcan muy similares.
  • Permitir que se oxide. Si solamente vas a comer la mitad de la fruta, guarda siempre la mitad que contiene la semilla, esto ayudará a que no se oxide prematuramente. Un poco de film transparente y unas gotitas de limón -o dejarlo cerca de una cebolla- terminarán de salvar el aguacate hasta que eches mano de él.
  • Refrigerarlo sin estar aún maduro. Como ya sabéis, el aguacate acaba de madurar fuera del árbol, una vez recogido. La forma correcta de cuidar esta fruta para que llegue al punto deseado y poder conservarlo durante días, pasa por no meterlo en la nevera hasta que haya llegado al estado en que desearíamos consumirlo. Para conservarlo hasta entonces, lo mejor es dejar el aguacate a temperatura ambiente, en sitios bien ventilados y sin excesivos cambios de temperatura.
  • Pensar que solo sirve para hacer guacamole. El aguacate tiene muchas formas de ser preparado y cocinado como para que solo te quedes con el guacamole. Es usual tomarlo untado en tostadas con queso, o cuando aún no está muy maduro, se puede preparar a la parrilla. Otra receta es el aguacate frito, la cual en Estados Unidos es una elaboración muy común.
  • Pelarlo con un cuchillo. Os estamos hablando de la temida y conocida “mano de aguacate”. Ya hemos visto varios casos de algunos que tratan cortar la piel del aguacate con cuchillo, y al final, han acabado cortándose la mano. Lo mejor para poder extraer la pulpa es cortar en dos el aguacate, girarlo sobre su semilla y de un golpe, separar ambas mitades. Después, con una cuchara tratar de sacar el interior. El riesgo de cortarse se reduce totalmente a cero.
  • Consumir demasiado. Es cierto que tiene un montón de usos y que esta fruta es buena para el organismo, pero excederse es siempre un problema, también con la fruta. En el caso del aguacate, el principal inconveniente es que es calórica, una fruta entera puede superar las 300 calorías. De todos modos, no es un caso en el que ponerse muy alarmistas pero conviene ser precavidos. Sobre todo para aquellos que sufren de insuficiencia renal, por el alto contenido de potasio. Es difícil saber moderarse, pero es necesario para evitar problemas.

En Frutas Olivar esperamos que estos consejos sobre el aguacate os hayan servido, y si aún no los has probado, te animamos a que intentes estas sugerencias.  Recuerda que si tienes alguna duda o consulta, la puedes dejar en los comentarios. Además puedes seguirnos tanto en Facebook, Instagram como en Twitter

No Comments

Post A Comment