¿Qué factores debes tener en cuenta en la logística de frutas y verduras?

logística de frutas

¿Qué factores debes tener en cuenta en la logística de frutas y verduras?

La logística de frutas y verduras, así como la distribución y el almacenamiento de alimentos perecederos están regulados por una serie de normas y leyes que establecen diferentes criterios como pueden ser el control de la temperatura, el embalaje… En este sentido, es el gobierno español el encargado de asegurar que las empresas de transporte y logística cumplan con cada uno de los criterios establecidos.

¿Por qué es tan importante la logística en este sector? Hay que tener en cuenta que el sector de productos agroalimentarios en nuestro país supone un 11% del PIB. En cuanto a las exportaciones, España es el 4º país en el suministro de frutas y verduras para su consumo en la Unión Europea y el tercer exportador a nivel mundial, solo por detrás de China y EEUU.

La exportación de frutas y verduras en España, para datos hasta agosto de 2019, se situó en los 9,2 millones de toneladas y 9.363 millones de euros. Lo que implica un aumento del 9% en volumen y del 4% en valor respecto al 2018.

Ante un sector en continuo crecimiento, parece lógico que los servicios vinculados con el mismo, como es el caso de la logística, cobren cada vez una mayor importancia y especialización. Veamos los principales factores a tener en cuenta en la logística de frutas y verduras.

Factores a tener en cuenta en la logística de frutas

El transporte

Aunque partamos de la base de que los alimentos deben ser transportados en vehículos adaptados, hay que tener en cuenta, además, una serie de principios para el transporte adaptado a la logística de frutas y verduras. Teniendo en cuenta una serie de consejos en el transporte de los productos perecederos se puede llegar a minimizar las pérdidas y mejorar el coste de los canales:

  • Tener cuidado a la hora de cargar y descargar los alimentos.
  • Ser cuidadosos en la manipulación de las frutas, evitando golpes y movimientos bruscos.
  • Evitar la pérdida de agua del producto.
  • Siempre que se pueda, reducir el tiempo de transporte, respetando siempre el resto de las normativas.
  • Debemos asegurarnos de que los alimentos cumplen toda serie de condiciones de conservación, es decir, mantener la cadena de frío.
  • Buscar siempre la sostenibilidad y la conservación del medio ambiente.

En España, es el Real Decreto 237/2000 el que especifica las características técnicas que deben tener los vehículos especiales para el transporte terrestre de las frutas, las verduras y otros productos alimentarios.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta el Real Decreto 2484/1967 de 21 de septiembre, Código Alimentario Español que, en su capítulo IV determina las condiciones generales para el envasado, rotulación y precintado de alimentos; en el capítulo V, establece las normas sobre la conservación de alimentos y en el capítulo VI sobre el almacenamiento y transporte de estos productos.

En ellos se establece que, para el almacenamiento de frutas y verduras, como productos perecederos, además de cumplir las condiciones específicas para la conservación de estos productos adaptadas a la naturaleza de cada producto deberá tenerse en cuenta las siguientes medidas:

  1. a) Temperaturas adecuadas, de manera que los alimentos no sufran alteraciones o cambios en sus caracteres iniciales.
  2. b) Humedad relativa, de acuerdo con la naturaleza del producto.
  3. c) Conveniente circulación de aire.
  4. d) Aislamiento de los artículos que despidan olores de aquellos otros que por naturaleza

puedan absorberlos.

  1. e) Protección contra la acción directa de la luz solar, cuando sea perjudicial para el

producto.

Vehículos adaptados

La leyes de transporte de mercancías que promovieron que las frutas y verduras tuvieran que ir en vehículos adaptados tuvo lugar en 1970 con el Acuerdo sobre transportes internacionales de mercancías perecederas y sobre vehículos especializados utilizados en esos transportes (ATP). Acuerdo en el que se establecen cuatro tipos de unidades especiales para el transporte de mercancías perecederas, cada uno de ellos adaptados a las diferentes necesidades de cada producto (frío, humedad…):

  • Unidad calorífica: unidades de transporte isotermas que permiten elevar la temperatura interior de la caja y mantenerla después durante, al menos, 12 horas sin repostado, manteniendo un valor constante no inferior a los 12ºC.
  • Unidad frigorífica: unidad isoterma capaz de producir frío y que permite, para una temperatura exterior de 30ºC, bajar la temperatura en el interior y mantenerla permanente según las necesidades de cada producto. Pudiendo alcanzar los -20ºC.
  • Unidad refrigerante: Unidad isoterma que con la ayuda de una fuente de frío tipo hielo hídrico, placas eutécticas, gases licuados, etcétera) permite bajar la temperatura del interior hasta los -20ºC y mantenerla para una temperatura exterior media de 30ºC.
  • Unidad isoterma: aquellas construidas con paredes aislantes que permiten limitar el intercambio de calor entre el interior y el exterior de la caja.

El transporte de Frutas Tropicales

En el transporte de las frutas tropicales debemos tener especial cuidado ya que, estas frutas son muy sensibles a las bajas temperaturas y pueden sufrir daños importantes. Por ello no debemos juntarlas con otras frutas o verduras que necesiten una cadena de frío más baja.

La cadena de frío

Este es uno de los factores más importantes dentro de la logística de frutas y verduras puesto que, nunca debemos romper la cadena de frío de dichos alimentos. El proceso de refrigeración o congelación de los alimentos perecederos es necesario para que lleguen en buen estado. Además, hemos de que tener en cuenta que estos procesos evitan la proliferación de microorganismos nocivos para la salud.

Uno de los detalles que pueden afectar a la conservación de los productos es su embalaje. Igualmente, el uso de envases optimizados para garantizar la eficiencia, en la calidad del producto, y la productividad para la empresa transportista. Además de tener en cuenta que sean envasados con materiales que cumplan con la normativa de higiene vigente.

Por todo ello, a la hora de exportar frutas y verduras, así como para su comercialización y transporte a nivel nacional, resulta fundamental tener un partner logístico de confianza que contribuya a cumplir toda la normativa y a optimizar los tiempos y procesos logísticos contribuyendo a asegurar la calidad de los productos.

Desde Frutas Olivar esperamos haber contribuido a la búsqueda de información sobre la logística de frutas y verduras. Si tienes más información no dudes en escribirnos a través de los comentarios. Síguenos en nuestras redes sociales  Facebook, Twitter, Linkedin o Instagram.

No Comments

Post A Comment